JUAN GABRIEL INÉDITO

Un reportaje de David Estrada

Huérfano de padre, abandonado en un orfanato por su madre y rechazado por sus preferencias sexuales por sus hermanos, ALBERTO AGUILERA VALADEZ encontró en LA MÚSICA, el refugio y el desahogo para todas las carencias que marcaron su vida, convirtiéndolo, bajo el seudónimo de JUAN GABRIEL, en EL MÁS GRANDE ARTISTA DE MÉXICO e HISPANOAMÉRICA. Más grande, prolífico e influyente, incluso, que AGUSTÍN LARA, JOSÉ ALFREDO JIMÉNEZ y ARMANDO MANZANERO. Escribió 1,800 canciones, entre las que destacan "AMOR ETERNO", "QUERIDA", "HASTA QUE TE CONOCÍ", "TE LO PIDO POR FAVOR", "LA DIFERENCIA", "NO DISCUTAMOS", "YO NO NACÍ PARA AMAR", "SIEMPRE EN MI MENTE", "TÚ SIGUES SIENDO EL MISMO", "ABRÁZAME MUY FUERTE" y "YA LO PASADO, PASADO". Como intérprete, grabó 67 discos de estudio, vendió 150 millones de discos y recibió 1,500 DISCOS DE ORO, PLATINO y DIAMANTE. En MÉXICO se presentó en el PALACIO DE BELLAS ARTES, el ESTADIO AZTECA, el ZÓCALO, la PLAZA MÉXICO y el AUDITORIO NACIONAL. Y en el mundo, triunfó en el MADISON SQUARE GARDEN de NUEVA YORK, el FLORIDA PARK de MADRID, y EL FESTIVAL DE VIÑA DEL MAR, en CHILE. Compuso para los más importantes artistas de MÉXICO y el MUNDO, desde LOLA BELTRÁN, ANGÉLICA MARÍA, LUCHA VILLA, JOSÉ JOSÉ y LUIS MIGUEL, hasta ROCÍO DURCAL, ISABEL PANTOJA y CHAYANNE. A lo largo casi medio siglo de actividad artística, 'EL DIVO DE JUÁREZ' ha trascendido generaciones, niveles sociales, ideologías e idiomas, hasta ser reconocido como una figura tan importante dentro de la cultura contemporánea en MÉXICO, como en el pasado solo lo han sido otros dos ídolos, también de raíces eminentemente populares: PEDRO INFANTE y MARIO MORENO 'CANTINFLAS'. Su repentina muerte, a los 66 años, la mañana del domingo 28 de agosto del 2016, en SANTA MÓNICA, CALIFORNIA, pone punto final a una extraordinaria vida en la que transitó de la pobreza a la riqueza, de la cárcel a la libertad creativa, de la vergüenza al orgullo, y del abandono al más grande cariño que ningún otro artista mexicano ha recibido en el último medio siglo.

El 26 de julio de 1981, durante el programa homenaje de “SIEMPRE EN DOMINGO” por sus diez años de trayectoria artística, JUAN GABRIEL interpretó por primera vez la canción “ES MI VIDA”, que ese mismo año se convertiría en el tema de su segunda película autobiográfica, “EL NOA NOA 2”. La letra, que tanto molestó a RAÚL VELASCO, sería su liberación ante los rumores que lo señalaban y lo hacían la comidilla del medio artístico: “Es mi vida y muy mi vida, y no tengo que yo dar explicaciones. Yo tengo mis razones, que a nadie le interesa saber. Es mi vida y muy mi vida, cada quién es quién. Y viva como viva, pues cada quién su vida, a nadie le hice daño con nacer. Si desde que yo nací, siempre he vivido feliz, nunca quise ser igual que los demás y así vencí. Mi vida es muy mi vida y el tiempo lo dirá, si fue o no importante, no ser igual que los demás”.

JUAN GABRIEL nunca habló públicamente de su sexualidad, aun cuando nunca la negó ante sus amigos y más cercanos colaboradores. A lo largo de su carrera, en varias ocasiones se le preguntó si era gay, pero él siempre evadió dar una respuesta definitiva. La única vez que lo hizo, fue en el año 2002, cuando el periodista de UNIVISIÓN, FERNANDO DEL RINCÓN, directamente le cuestionó: “¿JUAN GABRIEL es GAY?”. A lo que ‘EL DIVO DE JUÁREZ’, inmediatamente respondió: “Dicen que lo que se ve, no se pregunta”. La gran duda quedaba aclarada.

Al inicio de su carrera, según quedó documentado en “EL NOA NOA” (1979), la primera de dos cintas autobiográficas, por el mismo JUAN GABRIEL actuadas, el cantautor nacido en PARÁCUARO, MICHOACÁN, hizo referencia a los diferentes cuestionamientos y burlas que los productores de la disquera RCA le hacían, tanto por su primer nombre artístico de ‘ADÁN LUNA’ (“¿qué no te suena un poco ‘piñata’?”, se burló ENRIQUE OKAMURA, sugiriéndole cambiárselo), como por sus exagerados amaneramientos durante sus actuaciones (“Trata de no moverte tanto, de no agitar las manos”, le ordenaban). Apenas consiguió el éxito internacional, JUANGA, como cariñosa y hasta despectivamente se le llegó a llamar, buscó acentuar cada vez más aquellos gestos que tanto le criticaron, aderezándolos con una vestimenta colorida, brillante y escandalosa. Como aquella, de satín rojo y amarillo (los colores del CHAPULÍN COLORADO), que en 2012 lució durante el homenaje a ROBERTO GÓMEZ BOLAÑOS en el AUDITORIO NACIONAL y que tantas burlas le acarreó. No le importó. Su vestuario ‘tipo LIBERACE’ ya formaba parte de su personalidad.

En 1985, la homosexualidad del autor de “SE ME OLVIDÓ OTRA VEZ” fue exhibiada por su ex secretario particular, JOAQUÍN MUÑOZ MUÑOZ, en el polémico libro “JUAN GABRIEL Y YO”, distribuido en todo el país a través de la UNIÓN DE VOCEADORES DE MÉXICO. El libro de 252 páginas y escrito con una pésima redacción, contenía un material contundente: 74 fotografías íntimas del cantante, a todo color y con diversos de sus jóvenes amantes en la cama, en la piscina, en MADRID, en CARACAS, en CIUDAD JUÁREZ y hasta besándose apasionadamente en un camastro junto a la piscina en su mansión de ACAPULCO.

Con cinco reediciones y copias ‘pirata’ por todas partes, “JUAN GABRIEL Y YO” vendió miles de ejemplares y, aun cuando hubo muchas declaraciones de amigos cercanos por descalificar su contenido, JUAN GABRIEL jamás tomó acción alguna contra su autor y ex amigo, que a lo largo de todos estos años ha amenazado con publicar una segunda parte que no ha visto la luz. En su serie autobiográfica, “HASTA QUE TE CONOCÍ” (2015), JUAN GABRIEL aceptó abordar su amistad y ruptura con JOAQUÍN MUÑOZ, así como la publicación del libro que lo sacó del clóset. Sin alguna referencia que señalara una difamación.

Una de las historias contadas por JOAQUÍN MUÑOZ en “JUAN GABRIEL Y YO”, fue la referente a la canción “AMOR ETERNO”, un himno funerario que hasta la fecha se piensa fue escrito por JUAN GABRIEL en memoria de su madre, cuando en realidad se la dedicó a MARCO, un antiguo amante que había muerto en ACAPULCO jugando a la ruleta rusa ("Oscura soledad estoy viviendo, la misma soledad de tu sepulcro. Tú eres el amor del cual yo tengo el más triste recuerdo de ACAPULCO"). Escribe MUÑOZ MUÑOZ: “Cuando viajamos a CARACAS, a ALBERTO le llegó la nostalgia por MARCO, que lo había acompañado en su gira anterior. Prometió escribirle una canción. Y “AMOR ETERNO” le quedó preciosa”. Caso similar a “TE VOY A OLVIDAR”, que el juarense se la escribió a LEOPOLDO, otro amor frustrado.

Aun cuando aseguró que no le gustaba la lectura (“me aburre”, confesó a CARLOS MONSIVÁIS, provocando el asombro de la intelectualidad), JUAN GABRIEL poseía una INTELIGENCIA innata. Producto de sus dolores y carencias en la vida. Y así, cuando alcanzó la madurez artística y comenzó a amasar una considerable fortuna personal, tuvo la sensatez de pensar en su trascendencia.

Mucho antes que se convirtiera en ‘moda’ y de que RICKY MARTIN o MIGUEL BOSÉ hicieran lo mismo, ‘EL DIVO DE JUÁREZ’ convino con LAURA ELENA SALAS CAMPOS, su mejor amiga y hermana de su representante, hacerla madre de su cuatro hijos, IVÁN, JEAN, JOAN y JANS, según algunos medios tres de ellos adoptados y solo IVÁN, el mayor, de su relación con SALAS. Y se convirtió en un padre devoto y ejemplar.

Desafortunadamente, la vida del artista no estuvo exenta de tragedias familiares, provocadas en gran medida por sus constantes ausencias. Más allá de las pérdidas de su padre, cuando apenas tenía meses de nacido, o de su madre, cuando se encontraba escalando el éxito, JUAN GABRIEL tuvo que superar en 2014 la muerte de su nieto, HÉCTOR ALBERTO, por sobredosis de drogas, y en el 2015, el encarcelamiento de ALBERTO AGUILERA Jr., al que adoptó y reconoció antes de ser famoso, por conducir en estado de ebriedad. Su aplastante fama cobraba factura. 

JUAN GABRIEL se formó a sí mismo, superando el rechazo de su familia. “No hallaban que hacer conmigo y con el tiempo, no hallaron que hacer sin mí”, declaró un tanto victorioso en una de las entrevistas que sirvieron de base para elaborar su biografía televisiva que, coincidentemente, transmitió su último capítulo en MÉXICO el día de su muerte.

Como ‘EL DIVO DE JUÁREZ’, JUAN GABRIEL se impuso en un medio artístico plagado de actores, productores y cantantes ‘de clóset’, gracias a su talento y a no negarse a sí mismo. A nunca negar el origen de su sensibilidad, como en su tiempo lo hicieron OSCAR WILDE, FREDDIE MERCURY, SALVADOR NOVO o CARLOS MONSIVAIS. Y hoy, cuando ha fallecido de manera repentina, en un acto de justicia, su vida personal ha pasado a segundo plano, imponiéndose un legado artístico que ha sido reconocido en gran parte del mundo, incluso por el presidente de los ESTADOS UNIDOS, BARACK OBAMA, que no ha escatimado en sumarse al duelo internacional, calificándolo como “uno de los grandes de la música latina, trascendiendo fronteras y generaciones”.

De ese tamaño, se quiera o no, es JUAN GABRIEL. El último gran DIVO. El más grande artista de MÉXICO e HISPANOAMÉRICA. Descanse en paz.

TAMBIÉN PUEDES LEER:

NICOLÁS Y JUANGA: ANTEOJOS VS LENTEJUELAS http://davidestrada.org/index.php/espectaculos/12-espectaculos/432-nicolas-y-juanga-anteojos-vs-lentejuelas

JUAN GABRIEL Y ELVIS: DIEZ COINCIDENCIAS http://davidestrada.org/index.php/espectaculos/12-espectaculos/433-juan-gabriel-y-elvis-10-coincidencias

6 FUNERALES, 6 ÍDOLOS: http://www.davidestrada.org/index.php/espectaculos/12-espectaculos/437-6-funerales-6-idolos

Revista

Próximamente

Espérala

David Estrada

Es licenciado en Mercadotecnia, periodista, historiador, productor, locutor y conductor de radio y televisión en Querétaro con 31 años de experiencia. Ha publicado ocho libros de corte histórico, entre los que destacan: “Querétaro en la memoria de sus gobernantes 1939/1985” y “Querétaro Inédito (volumen I, II y III)”.
Leer más...